Capitulo XIII Angel Negro

por thesecretwriteraboutyou

¡Hada maléfica!-¡Diablo embaucador!

Capitulo XIII

¡Hada Maléfica despierta! …Hada abre los ojos….

 
 
 
Escuché y abrí los ojos, mi corazón pasó de la mas insonora calma a un latir estruendoso en menos de un segundo…

Estaba sola, no había nadie más, era el recuerdo de su voz en mi memoria después de haber salido del túnel y haber vuelto de mi perturbado y lloroso sueño.

Lentamente vinieron a  mi mente varias imagines que se formaron como ladrillos uno a uno como una pared ante mi vista, se llenó de una luz sublime mi estancia y mi traidora memoria revivió para mis ojos su viva imagen aquella cálida mañana…

–     ¡Hada Maléfica despierta..! …Hada abre los ojos..

Abrí un solo ojo y vi a L.H. envuelto en la sabana blanca esperando que le respondiera.

–     Bon Jour, petit le dije…con apenas ánimos para hablar.

–     ¿Estas viva? ¡Yo te veo pálida! ¿no quieres salir a tomar aire a caballo?

Analicé lentísimamente sus palabras, mientras salía del letargo que había dejado nuestra secreta fiesta de vino la noche anterior…..! lo unisual de esta vez fue que, a Dan nos lo encontramos en el camino y nos acompañó….asi que fuimos tres fugitivos cantando, bailando y riendo hasta muy avanzada la madrugada….Yo no dejé que Laurence se fuera y el no hizo mucho esfuerzo en negarse…

–     ¿Quieres montar? Y abrí el otro ojo…y cerré los dos.

–     ¡Si ha pasado tanto tiempo que  no ando a caballo! solo en coche…me han gustado unos guantes y un fuete que he adquirido en estos días.

–     ¡Que bueno que te gusten! – Dije todavía tratando de despertarme completamente.

–     ¡Hada! ¡Hada! -Y movió mi cuerpo cerca de mi estomago, ¡abre los ojos pues!

–     Eso estoy haciendo Laurence…dije con paciencia.

–     Quiero ver unos violines quiero probar por mi mismo la música, ¡vamos!

–     Si quiero- dije. Y tomé su mano a tientas ya que era imposible para mí abrir los ojos…

–     ¡Es increíble que hayas tomado tanto vino! ¿Quién lo diría? ¡Eras una bruja no un Hada!

–     ¡No digas eso, tu me obligaste…dije tendiéndole una trampa.

–     ¡Ay cheri el día que te obligue yo a hacer algo y tu lo hagas, me quedare tieso como una estatúa por castigo divino.

–     ¡Diablo embaucador!

–     ¡Hada maléfica!

Así ese día salimos con esfuerzo de mi parte y ánimos por la suya, montamos los caballos y vistió sus hermosos guantes y fuete. Ese día estaba más que espléndidamente atractivo,  yo me puse un vestido violeta, y salimos los dos a recorrer buena parte de las callecitas.

Bajamos en primer lugar en la tienda de Monsieur Patrice, allí vimos varios instrumentos musicales, Laurence los detalló, uno a uno yo di vueltas dentro de la tienda, para conocerla en detalle.

–     Dankha ¿crees que me será fácil aprenderlo?

–     Pues claro, si te empeñas sí..dije dándole ánimos.

–     No creo que un lobo como yo pueda dar sonidos amables.

–     ¡Ay! ¿Acaso no puede un hombre feroz divertirse como los ángeles?

–     Como Ángeles negros en todo caso madame.- contestó y observó el violín en detalle.

–     Es mejor, Ángel negro que lobo…-dije yo mirando a ambos lobo y violín.-

–     Cuatro cuartos Monsieur, madera más que finísima y hecho en nuestra noble Francia, con sonido estupendo y caja pulidísima – dijo el dueño de la tienda mientras metía sus dedos en los bolsillos.

–     Oh! Si lo llevaré, empáquelo Monsieur, Merci.- dijo Laurence apenas viendo al vendedor.

–     ¿Te has interesado en algún instrumento Dankha? – dijo mostrándome la palma de su mano en forma de señalar la variedad.

–     No realmente, no tengo ese talento.-dije.

Pagó y nos fuimos.

–     Mira Laurence mira ese aparador…

–     Que extraña manera de vestirse, dijo el poniendo sus manos muy cerca del cristal.

–     ¡Es una tentación! No podría vestirme así ¡Me marcaria la sociedad como libertina indomable!

–     ¿Y no lo eres? – pregunto burlonamente.

–     ¡Diablo! ¡desajustado! – dije soltando su mano de un tirón.

–     Te parecerías a mí con ese traje, ¿porque no lo vemos de cerca?.

Entramos en una tiendita, realmente hermosa estaba hecha de madera clarísima, y tenia cuatro vidriecitos como ventanales, toda la tienda era color marfil, una claridad elegante, nos acercamos al Maniquí, y preguntamos a la ama de la tienda.

–     Bon Jour madame!

–     Bon jour pour vous.

–     Madame no encuentro ningún motivo que me diga que este traje esta a la venta.- dije a la ama tocando las mangas del vestido.

–     Mais Oui Madame, ninguna doncella se lo pondría, mas el sastre lo ha traído desde parís, y allí lo hemos dejado en exhibición.

–     Nos lo llevamos Madame- dijo L.H. sin preguntar el costo, la verdad estaba fascinado, parecía que algún pequeño deseo secreto se le había cumplido.

–     ¡Hada Maléfica! – me susurro al oído: -No puedo esperar a verte vestida  con este trajecillo – y rió con un gusto relajado, ¡Es que será mi figura con tu rostro! ¡que ironía!- y soltó otras carcajadas mas.

–     ¡Fascinante!- le dije mientas veía como la ama desmontaba el hermoso vestido de mis sueños y la consumación de nuestras almas en una tela. Mi alma gemela y yo podíamos sentarnos al espejo y contemplarnos por igual.

Tomamos nuestros paquetes y salimos. Como andábamos a caballo L.H. dio algunas monedas a los niños y pidió que dejaran nuestros paquetes en el teatro. Así seguimos nuestro paseo, inesperado y lleno de nuevas vivencias.

Desmontamos en  el Veux-Port e hicimos una caminata bastante familiar, se acercaron a el niños y adultos que lo reconocieron como actor, mas tomó sus manos e intercambio saludos y cortas palabras con ellos. Disfrutamos así de la vista, del olor a mar tan cálido, del sol que apenas mostraba unos rayos abrazadores.

–     Tú eres la bruma del mar Laurence, le dije y miré sus ojos.

–     ¿Oscuro y frio? ¿Es eso la bruma del mar?- dijo devolviéndome la mirada.

–     No. Es mas que eso.-respondí

–     ¿Hay algún Ángel negro en la bruma del mar?

–     No. ¿eres tú uno?

–     Quizás,- dijo y vertió sus dos cuencas bellísimas azules al infinito, como divagando…y continuó:

“Puede ser que los ángeles negros se hayan vuelto malos porque cayeron perdidos en la tierra al perder su rumbo con sus alas, puede ser que quienes los hayan recogido en vez de limpiarlos y ayudarlos a remontar su vuelo, como no los reconocieron reales y envidiaban su diferencia con ellos, no hicieron mas que desplumarlos y envenenarlos con el odio humano, puede ser que por puro sufrimiento se hayan vuelto hermosamente negros y que hayan usado su gracia para convertir su sangre en cenizas y así evitar derramar con cada golpe, tan preciado liquido,  quizás oculten su verdadera identidad con simples ropas para nunca ser descubiertos”

–     ¡Es una tontería verter sangre por algún otro!- dijo éste terminado con sus cavilaciones.

Escuché y grabé en mi memoria cada palabra que dijo, me pareció un cuento fantástico de la realidad humana.

–     ¡Ay Laurence que poetica manera de ver la conducta humana!

–     Cheri, he pisado ese inframundo y peores.

–     I know my Lord.

–     I know you do.

–     Pero.. ¿y la bruma del mar?- dijo con gesto de curiosidad.

–     Es un cuento de mi Mamuska. Petitt, dije arreglando mi guante color violeta que hacia juego con mi vestido.

–     ¡Tu Mamuska entonces! ¡Me gusta que seas rusa te hace tan diferente!

–     Me alegra complacerte.- le dije.

–     ¡Háblame de tu Mamuska pues!- tocando mi mejilla con suavidad.

Escucha atento..hay palabras que son destinadas a algunos, ya que son pocos los que las entienden..

–     I cant wait for it.- dijo- y nos sentamos junto aquella pequeña baranda que nos encontró juntos tanto tiempo atrás.

Un día el mar rompía una y otra vez contra las piedras de día y de noche y el mar al verse agotado por la constante batalla dijo a la arena:

– Arena preciosa: ¿Habrá manera alguna de tener descaso?- pues ¿Es el destino de la marea el choque eterno y los crujidos de las gotas contra las piedras? …Es que es el romper de las olas tan grave consecuencia para mí, que me aturde y quisiera solo reposar un pequeño rato, me agradaría una enormidad…¡Pues ya me ves!… Agotado en la orilla y solitario al dejar de sentir el fondo, quisiera quizás un día poder irme con las gaviotas y volar por los aires, así flotando en silencio. Como tú, tal vez arena. Tus granos por ejemplo, van y vienen con el aire, tú también escapas del sol ardiente y la fría espuma. ¿Ves que desdichado soy? – dijo el mar compungido.

A lo que la arena le contestó, en ese caso ¿Por qué no llevas tu petición al sol, él puede ayudarte, quizás la luna también, en mi caso a mi me ayuda el viento, y le canto muy tenue cuando me levanta, ese es nuestro trato. ¿Por qué no pruebas y hablas con el sol?

A la mañana siguiente, el mar llamó al sol: Sol! Sol! Puedes oírme?

– Si, si, contesto ese fenómeno dorado radiante.

– Me dijo la arena que te propusiera una amistad, y a cambio podría yo tener un poco de libertad, verás tú, estoy cansado de romper mi ola contra las rocas, quisiera descansar y también volar.

– Bien lo comentaré con la Luna y ella nos dirá que hacer.-dijo el astro rey. ¡Encantadísimo de la propuesta!

– Gracias amado sol, y así el mar se retiro a la arena y quedaron los dos conformes y expectantes.

Esa misma noche salió la Luna y dijo al mar:

– Mar, Mar, me escuchas?

– Si, si te escucho, pero habla mas alto que cuando rompo con las piedras ya no puedo oírte.

– Bien presta atención:

El Sol y yo queremos ayudarte para que puedas  descansar y volar…

Escucha atento: durante la mañana el sol ardera y quemará alguna de tus gotas, porque para ser libre Mar, hay que desprenderse con dolor de capas de nuestro propio elemento. Estos rayos te convertirán en vapor que es el otro estado del agua, menos denso aún pero sigue siendo mar, al caer la tarde ya habrán suficientes gotas como para cubrir el mar completo, y al llegar la noche yo te cubriré con mi oscuridad y podrás volar hasta donde tu quieras sin alarmar a los ojos que te puedan mirar, porque la libertad causa alarma a los otros y porque al ser libre la primera vez ya no podrás dejar serlo, iras y vendrás a placer ya no se puede volver atrás, será muy difícil ocultarte para ello. Así que serás una espesa y oscura condensación de agua y sal, liviana y libre con un aroma exquisito serás así una dualidad oculta.

– Luna hermosa, Sol hermoso, Arena bienaventurada. Desde hoy por favor llámenme también Bruma, Bruma del Mar.

-No nos debes nada dijeron el sol y la luna.- ya has pagado suficiente sólo con ser tu mismo.

Fin.

 

–     ¡Vaya! ¡diría que tu Mamuska sabia de historias.- dijo L.H, encantado después de todo.

–     ¡Pues ni te imaginas la cantidad que poseía en sus hermoso labios! Amo a mi Mamuska. Y agregue:

–     Eres tú como la bruma del mar, porque eres libre ahora.- y apreté su mano con sinceridad.

Palmeo mi mano y arregló su corbata blanca con otro gesto me mostro su mano, y nos levantamos en busca de nuestros caballos, a un galope exquisito que él disfrutó mas que yo, nos fuimos hasta el teatro por las callecitas que pintaban  un atardecer rosado…habíamos estado fuera casi todo el día.

Cada día era un nuevo intento de paz y calma, y nuevo intento de aliviar las almas, más yo sabia que en el fondo él era solo  “un león dormido”…

–     ¡No puedo dejar de verte con ese traje Dankha!

–     ¡No puedo dejar de verme con este traje mi señor…

–     Te diré secretamente que me sigue complaciendo nuestra semejanza, claro ésta eres mas débil que yo, es tu condición después de todo.- dijo firmemente mirándome tras el espejo…

–     Esta comenzando a llover…-dije.-  cerrare la ventana.

–     ¿No vas a tocar el violin?

–     No, mañana..-dijo.

Nunca llego ese mañana, el violín quedó olvidado en este armario, creo que, secretamente sabía que su alma atormentada no podría sacar ya notas alegres o acordes distinguidos. Solo abrió la caja del violín y paso sus dedos por éste, miró su pulida figura, su hermoso color, sus pequeñas y delicadas cuerdas, tocó sus bordes, le veía con admiración. Vio que era un instrumento muy delicado y sutil, como para ser manejado por un ladrón de almas.

– Quédate tambien hoy….-le dije.

Anuncios

2 comentarios to “Capitulo XIII Angel Negro”

  1. Esto esta impresionanteeee!!!! Me fascina. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: