Capitulo XXI Orfeo

por thesecretwriteraboutyou

ventana de Dankha y Laurence

Capitulo XXI

-Ven aquí, no te escaparas tan fácil…-dijo L.H. cuando entré en la estancia la misma mañana que Ms. Pascal se fue a Paris y lo sorprendí sentado en la cama rodeado de libros y hojas y anotaciones, de inmediato dejó su trabajo, y me acorraló con sus besos hasta dejarme sin aliento…

– Me vas a contar ahora la historia de Orfeo Dankha Fiennes…y no te concederé más tiempo…

– Monsieur Laurence me deja sin aliento, atenderé su suplica en un instante.- y reí mirando su rostro curioso.

– Hada maléfica, ahora estamos solos tu y yo, Ms.Pascal no podrá ayudarte ni rescatarte, a esta ahora un su carruaje va rumbo a la iluminada Paris, ¿quien te podra salvar de mi? ¿quien? y réimos los dos de su discurso de locura.

– Voy a quemar tus alas Hada malefica. !Prepárate!

– !Qué insania mental L.H., deberías de visitar a un medico! –dije mientras reía desprevenidamente.

– Bueno, es que esta calidad de Hades que descrito a la perfección tu hermana en  aquella carta que no voy a recordar….! me lleva de los cabellos!…. me seduce la idea de solo pensar que puedo ser tan potente y mordaz como un temible Dios griego.

– Lo eres, -dije y halé las trenzas de su camisa dando un pequeño beso a sus labios.

– Ya me verás, ¿me quieres ver como Hades hada maléfica?

– ¿Me dejaras arder contigo diablo embaucador?.- le dije mientras lo besaba aún mas y acariciaba sus mejillas.

– ¿Arderías en desgracia por mi?.- dijo él sonriendo y provando con suavidad mis labios.

– Ya ardo en profundas llamas Laurence. Tú me has quemado ya hace tiempo.- dije con voz casi inaudible.-

Laurence, tragó saliva y se detuvo en su juego seductor y apartó su rostro de mí lentamente, me regalo una fingida sonrisa y mirando mis ojos trató de ocultar con ojos de actor un pequeño gesto de terror que invadió sus perfectos ojos azules. Abrió su boca y exhalo una vez, se apartó de mí aún con más fervor y soltó poco a poco sus manos de mi espalda, con un pequeño gesto de cortesía beso mi mano dejándome en el sitio, y yo no pude pronunciar palabra.

Se separó de mí en silencio, caminado por la estancia y se sentó en una de las sillas cerca de la ventana, arregló su camisa y recogió una cola de caballo con sus cabellos, me pidió una vez más que le contara la historia de Orfeo. Para la cual accedí a su petición y me senté en la otra silla para contemplar y adivinar las  facciones de mi héroe en cada palabra consecuente  a mi historia, comencé mi relato posando mi vista en la ventana veía sus ojos de vez en cuando, él miraba mis labios y mis ojos con atención desmedida, para el momento la estancia se llenaba de palabras de colores y de brillos celestiales griegos, y comencé mi relato de la siguiente forma:

 

La historia más conocida sobre Orfeo es la que se refiere a su esposa Eurídice. Algunas versiones cuentan que mientras huía de Aristeo fue mordida por una serpiente y murió en la pradera solitaria a  orillas del río Estrimón, Orfeo se lamentaba amargamente por la pérdida de Eurídice. Consternado, Orfeo tocó canciones tan tristes y cantó tan lastimeramente, que todas las ninfas y dioses lloraron y le aconsejaron que descendiera al inframundo para hacer peticiones al Dios Hades. Camino de las profundidades del inframundo, tuvo que sortear muchos peligros, para los cuales usó su música, e hizo detenerse a los tormentos del inframundo (por primera y única vez). Llegado el momento, con su música ablandó también el corazón de Hades tales sonidos pudieron tocar el corazón del magnifico Dios, dejando asomar una lagrima en su rostro febril y morboso, se ha dicho que éste pudo de alguna forma conocer el profundo significado del amor de Orfeo por Eurídice, permitiéndole a ella retornar con él a la tierra; pero sólo bajo la condición y única promesa de que debía caminar delante de ella, y que no debía mirar hacia atrás y confiar ciegamente en que ella estaría allí detrás de él, que lo seguiría, podría mirar sus ojos solo hasta que ambos hubieran alcanzado el mundo superior y los rayos de sol bañasen a Eurídice.

A pesar de sus ansias, Orfeo no volvió la cabeza en todo el trayecto, incluso cuando pasaban junto a algún peligro o demonio, no se volvía para asegurarse de que Eurídice estuviera bien. Llegaron finalmente a la superficie y, por la desesperación, Orfeo volvió la cabeza para verla; pero ella todavía no había sido completamente bañada por el sol, todavía tenía un pie en el camino al inframundo: Eurídice se desvaneció en el aire, y esta vez para siempre…cuando murió Orfeo después de muchos años el alma de Orfeo rencontró a Eurídice en el inframundo y desde ese momento son inseparables… Otros contaban que cuando Orfeo había viajado al inframundo en busca de Eurídice se volvió para ver si ella le seguía pero no había nadie y se suicidó por pena. Los tracios decían que los ruiseñores que tenían sus nidos encima de la tumba de Orfeo eran mejores cantores que los demás…

Vi como L.H. contuvo la respiración después de este último relato, donde la infame Eurídice no viajaba detrás de su Orfeo, retiró la mirada de mi y perdió su vista en la ventana.

–     ¡Devorada entonces el alma del Dios griego Hades por los suplicios de un solo hombre!- dijo con amargura.

–     Un Dios al fin- dije yo.

–     Un Dios ni bueno ni malo.- dijo él clavando su renuente mirada en mis pálidos ojos.

No dije nada.

–     ¿Cómo interpretarlo? ¿acaso falsas promesas? ¿un engaño de un divino Dios? ¿desconfianza? ¿desesperación? ¿incredulidad?.- dijo volviendo su rostro a la ventana.

–     Traición.-dije por fin.

–     ¿Cómo?

–     Pérdida de Fe.

–     Sortilegios del cruel destino.- dijo.

Un silencio se apodero de la estancia y un rato largo lo observe deliberando en sus propias conclusiones.

–     Háblame de Hades.- dijo finalemnte. Y cerró sus manos entrecruzándolas de manera expectante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: